,


La penosa historia del llamado “peor esquiador del mundo” que fue al Mundial sin conocer la nieve

Es venezolano, se cayó varias veces y todos se burlaron de él.

¡Hola! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro universo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –>YouTube Cryptblizz!

La historia de Adrian Solano es una surrealista, dramática y emotiva. Una de las más llamativas que se tenga conocimiento en la historia de los Campeonatos Mundiales de Esquí Nórdico, que se celebra desde 1924. Su participación en el actual Mundial de Lahti, en Finlandia, fue tan desastrosa que las miradas del mundo entero se posaron sobre él. 

Dile que bailando te conocí

Una publicación compartida de Adrian Solano (@adriansolano.1) el


Solano es de Venezuela, un país anclado en el Caribe y en el que la única posibilidad que tienes de ver nieve es escalando una enorme montaña dentro de la Sierra Nevada de Mérida, al oeste del país, en la que -si tienes suerte- puedes tocar la nieve al alcanzar los 4.900 metros de altitud. Una zona en donde ni remotamente existe un centro de esquí.

El joven caribeño, de 21 años, se empezó a interesar en esta “rareza” de deporte gracias a un esquiador de su país llamado César Baena, que en su cuenta en Twitter se identifica como el “récord mundial Guinness 2012 de la mayor travesía con esquís de ruedas sobre asfalto”.

Navidad llego para dar esperanza

Una publicación compartida de Adrian Solano (@adriansolano.1) el


Baena fue el primer esquiador de fondo suramericano en participar de una Copa del Mundo y el ganador del Merino Muster 2009 en Nueva Zelanda. Todo un héroe para un país en el que muy pocos conocen la nieve, y el hombre que inspiró a Solano a interesarse por el esquí.
Gracias a una fuerte lucha de Baena por conseguir una invitación formal al Mundial de Esquí -ya que en Venezuela no existe una federación de este deporte- logró inscribir a cuatro venezolanos en Lathi 2017. El único que estaba en Venezuela era Solano, que vive en la calurosa ciudad de Maracay, y en dónde se preparó utilizando un rollerski o esquí sobre ruedas.

Quemando lo malo para que se quede lo bueno

Una publicación compartida de Adrian Solano (@adriansolano.1) el


Su preparación contemplaba un mes de adaptación en Suecia, donde montaría por primera vez un esquí para nieve y en el que se aclimataría a las bajas temperaturas.

Pero su odisea apenas estaba por comenzar. En Venezuela no recibió apoyo de ningún ente del Gobierno y necesitó ayuda de Baena para conseguir un boleto aéreo a Suecia, desde donde luego se trasladaría a Finlandia. Pero en su bolsillo apenas llevaba 28 euros para su viaje.
En Venezuela rige un sistema de control de cambio desde el año 2002 que impide a sus ciudadanos comprar o vender dólares u alguna otra divisa sin la previa autorización del Estado, a través de mecanismos engorrosos que hace que muy pocas personas obtengan otra moneda que no sea la propia: el bolívar. Una divisa muy devaluada.
Pero Solano se preparó lo mejor que pudo sobre asfalto y partió a Suecia con sus 28 euros. Con previa escala en París.

Suecos aquí voy no podrán con el negro

Una publicación compartida de Adrian Solano (@adriansolano.1) el


En Francia es detenido por las autoridades migratorias del aeropuerto, quienes no creían que fuese un esquiador profesional ni mucho menos que participaría en el Mundial de Esquí de Finlandia.

Solano contó a CNN que “una police francesa, muy altanera ella y que hablaba español –poco español–, me dijo: ‘Es que nosotros acá no te creemos porque al parecer tú lo que quieres es emigrar de tu país porque estás pasando hambre y necesidad allá”.

Aquí vamos de nuevo

Una publicación compartida de Adrian Solano (@adriansolano.1) el


Las autoridades lo detuvieron por más de 5 días y lo deportaron por no tener suficiente dinero. Ese incidente le costó a Solano un mes de entrenamiento en Suecia sobre la nieve.

La noticia corrió por el mundo y llegó hasta el presentador finlandés Aleksi Valavuori, que creó una cuenta de GoFundMe con la que logró recaudar 4.305 euros (aproximadamente 4.555 dólares), para ayudar a Solano. Gracias a esa ayuda pudo viajar a Lahti y, prácticamente, se tuvo que bajar del avión directo a las pistas a participar.
¿Cómo le fue? Aquí puedes ver su actuación:


Durante la prueba de 10 kilómetros, Solano acabó descalificado y en último lugar, tras caer varias veces al suelo, confundir el camino e incluso romper un bastón. Después, confesó que nunca había pisado la nieve. Eso sí, también sonrió: “Me lo he pasado de maravilla”.

Las burlas no se hicieron esperar. Cientos de miles de internautas lo apodaron el “peor esquiador del mundo”.

Pero este tuit, fue el que realmente nos conmovió:

Quizás e caído muchas veces pero lo que realmente cuenta es que siempre seguiré levantándome

Una publicación compartida de Adrian Solano (@adriansolano.1) el

El presentador finlandés que lo ayudó a recaudar dinero celebró su participación con este contundente mensaje en Instagram

“Lo logró, un sueño que se hizo realidad. El Campeón de la gente Adrian Solano”, escribió.

El esquiador de 21 años ha recordado a otros deportistas que han desafiado todo tipo de obstáculos para cumplir con su sueño, como el equipo jamaiquino de bobsleigh en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988, que motivó un famosa película, o el nadador Eric “La anguila” Moussambani, de Guinea Ecuatorial, que representó a su país en los Juegos Olímpicos de Sídney 2002.

Solano confesó que en Venezuela se le ha hecho difícil entrar a una universidad pero que espera poder especializarse en otra de sus pasiones: la cocina.

“Me gustaría estudiar cocina y ser, además de un esquiador con mucho talento, me gustaría y encantaría ser un chef profesional y estudiar en una de las mejores escuelas de cocina del mundo”, dijo Solano a CNN.

De parte del equipo de Cryptblizz te agradecemos por leer nuestros post, si te gusto no olvides compartir ydejar tu comentario de esta forma nos ayudaras a crecer.

Comentarios