,


Creyó que estaba embarazada. Los doctores dijeron que no era un bebé, pero que tendría que dar a luz

Tenía los síntomas de embarazo.

¡Hola! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro universo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –>YouTube Cryptblizz!

Alice Hall es una chica de 20 años que tenía una linda relación amorosa con Christopher, con quien llevaba sólo 9 meses. Un día Alice comenzó a sentir mareos y tuvo que correr al baño. Sin poder creerlo, prefirió comprar un test de embarazo y realizarlo, por las dudas. Sin embargo, aunque el test dio positivo, días más tarde le dijeron cuál era la razón de sus síntomas.

Cuando Alice decidió hacerse el test de embarazo, no estaba segura de lo que pasaría. Creía que ella y Christopher eran demasiado jóvenes para ser padres aún, pero aún así estaba convencida de que serían buenos progenitores. Cuando pasaron los minutos, Alice miró el test y vio que el resultado era positivo. Pero decidieron ir al doctor para confirmarlo.

El doctor confirmó su embarazo y hasta le dijo que tenía cuatro semanas. Los futuros padres estaban felices, tanto que hasta comenzaron a pensar en nombres para su primer bebé.

Pero todo empeoró.

Casi 8 semanas después de la gran noticia, Alice comenzó a perder mucha sangre, así que de inmediato fue al doctor y ahí la derivaron para realizarse un escáner. Los doctores, una vez finalizado el examen, le dijeron que estaba teniendo un aborto espontáneo. Sin embargo, minutos más tarde un nuevo test confirmó que seguía embarazada. ¿Qué sucedía?

“Mi útero creyó que había un bebé ahí y mi cuerpo tenía los síntomas de embarazo”

-Alice Hall a The Sunday Mirror

Pero, una semana después, todo el dolor y el malestar volvieron y Alice tuvo que regresar al hospital. Ahí los doctores le dijeron que probablemente tenía un embarazo “ectópico” (cuando el feto crece dentro de las trompas de Falopio, en lugar del útero).

Los médicos decidieron examinarla nuevamente. Al rato descubrieron que en realidad Alice no estaba embarazada, pero seguían sin saber qué era lo que estaba en su útero. La chica estaba decepcionada.

“Me sentí aliviada al saber que no era embarazo ectópico, pero estaba devastada al enterarme de que no estaba embarazada. Era frustrante. Lloré por el bebé que perdí

-Alice Hall a The Sunday Mirror

 

Le realizaron una serie de exámenes nuevamente. Al final le detectaron Neoplasia trofoblástica gestacional, la que había provocado que un tumor creciera en el útero. Dos semanas después, la chica fue llevada al hospital para realizarse un examen de rayos X en el cuerpo completo. Ahí los médicos vieron que había un tumor del tamaño de un feto dentro de su útero y, al hacer la biopsia, confirmaron que era cancerígeno. 

Alice tuvo que someterse a quimioterapia para evitar que el tumor siguiera creciendo. Pero todo empeoró cuando, semanas después, Alice sintió mucho dolor nuevamente. Llamó al doctor y le dijo que, en realidad, sentía que estaba en “trabajo de parto”.

La llevaron al hospital y tuvo que “dar a luz” al tumor, el que llegó a pesar más de una libra. Para ella fue traumante. Finalmente pudo expulsar el tumor.

Ahora se está recuperando y aseguró que, una vez que todo esté bien, planea tener un hijo junto a su novio.

Fuente: upsocl

De parte del equipo de Cryptblizz te agradecemos por leer nuestros post, si te gusto no olvides compartir ydejar tu comentario de esta forma nos ayudaras a crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.